PÚBLICA 13 | ENCUENTROS INTERNACIONALES DE GESTIÓN CULTURAL

El camino del gestor cultural es como el del infierno y el Estado con sus políticas culturales, está empedrado de buenas intenciones.

Si eres artista y gestor cultural (todavía no me siento el primero pero si definitivamente el segundo) en España, se las van a querer ver contigo a la salida.

Esto lo redescubrí en Pública 13 | Encuentros Internacionales de Gestión Cultural “una plataforma de encuentro e intercambio de experiencias; es un contexto idóneo para iniciar proyectos a través de contactos que fomenten la colaboración entre los profesionales de la gestión cultural del sector público y del sector privado. ” como reza su página web.

Pueden leer una reseña que hice en Tegi Medios, una nota políticamente correcta, apta para todos los públicos. Ahora puedo explayarme en mis propias reflexiones.

Björn Stenvers y Jan Willem Sieburgh

Björn Stenvers y Jan Willem Sieburgh

Hablaron de la internacionalización de la marca España, bien para proyectos a largo plazo e instituciones grandes pero para los gestores de a pie se nos queda grande. Las eternas discusiones sobre las políticas culturales matan de aburrimiento, no hay dinero y no lo habrá en mucho tiempo, así que a olvidarse de las subvenciones y a empezar a trabajar con lo que hay. Como lo hacemos en América Latina, autogestión, creatividad y paciencia como la estación Mapocho, antigua estación de trenes reconvertida en centro cultural en Chile o la Universidad Tres de Febrero en Argentina.

En cuanto a los modelos para la cultura, si privado o público, es obvio que debe haber una mezcla de ambas, ni tan calvo ni con dos pelucas. No hay ni habrá Ley de Mecenazgo, dicho por Salvador Sunyer (Temporada Alta) así que a gestionar con conciencia.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    Lo que no me gustó: La ponencia ¿Cómo ganar dinero con la cultura? de Marc Van Warmerdam y una de las razones que me atrajo a esta cita. Decepcionante, después de contar cómo es el modelo holandés (descentralizado) preguntó cómo era la situación en España. Y acá empezó una de las actitudes que menos me gustan, la queja: “Es que en España la gente prefiere ir a las terrazas porque hace buen tiempo a ir a un espectáculo”. ¿Cuándo van a parar de quejarse y empezar a trabajar? Más comentarios desafortunados: “¿Cómo convencemos a nuestro políticos de cambiar por el bien de la cultura? O “Es que en España quitan horas de Teatro y ponen más de Religión…” Estoy harto de la ideologización de la situación, todo lo que no sea progre huele a dictadura, nacionalismo o privatización, a azufre…

Lo que si me gustó: El trabajo de los holandeses Björn Stenvers (Historical Museum) y Jan Willem Sieburgh (Rijksmuseum), Salvador Sunyer (Temporada Alta), los casos estación Mapocho y Universidad Tres de Febrero, la ponencia de Miguel Pereira (Social Noise) quien abrió un panorama de posibilidades con la “inteligencia artificial aplicada al marketing” y la visita a la Casa del Lector.

 Fue un espacio para reflexionar, aprender de casos exitosos (colaboración e innovación) y hacer “networking”, aunque mi principal lección, aparte de confirmarme como gestor cultural, es que tengo que organizar mi propio evento. Están invitados desde ya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: